Otras definiciones

1) Proyectos de inversión: ¿Qué son?

Los PROYECTOS DE INVERSIÓN son la asignación de recursos para efectuar iniciativas de inversión. Es una técnica cuyo objeto es juntar, crear y analizar en forma metódica un conjunto de historiales económicos que permitan calificar cuantitativa y cualitativamente las ventajas y desventajas de establecer recursos a una determinada iniciativa. Los proyectos de inversión no se deben tomarse como un factor decisional, sino como un instrumento capaz de proporcionar mayor información a quien debe decidir.

2) Preparación y evaluación de proyectos de inversión:

Un proyecto de inversión precisamente es la búsqueda de una solución efectiva ante un problema a resolver, entre otras cosas, una necesidad humana. Los proyectos de inversión suelen aparecer como respuesta a una idea que busca la solución a un problema (abandono de una línea de productos, reemplazo de tecnología anticuada) o la manera para sacar provecho a una oportunidad de negocios.
En un primer momento se preparará el proyecto de inversión, es decir, se designará la magnitud de las inversiones, costos y beneficios. En una segunda etapa o momento, se evaluará el proyecto, es decir, se medirá la rentabilidad inversión. Ambos momentos forman lo q se conoce como preinversión.
Las causas del fracaso o del éxito de un proyecto pueden ser muchas. Un cambio tecnológico significativo puede transformar un proyecto de inversión rentable en uno fallido. En un país con barreras arancelarias, muchos proyectos de inversión resultan rentables por el hecho de existir trabas impositivas a la posible competencia externa. Al eliminarse dichas barreras, el proyecto se transforma en inconveniente por este único hecho.

3) Tipologías:

La evaluación de proyectos de inversión se pensará como una herramienta que suministra información a quienes deben tomar decisiones. Los distintos tipos de proyectos de inversión que se pueden encontrar, dependiendo ya sea del objetivo del estudio como de la finalidad de la inversión:
- Según el objetivo o finalidad del estudio, es decir, de acuerdo con lo que esperamos medir con la evaluación, es probable determinar tres tipos diferentes de proyectos que obligan a conocer tres formas de obtener los flujos de caja para conseguir el resultado deseado:
a) Estudios que miden la rentabilidad del proyecto de inversión, es decir, del total de la inversión,
b) Estudios que miden la rentabilidad de los recursos propios invertidos en el proyecto y
c) Estudios que miden la capacidad del propio proyecto de inversión para enfrentar compromisos de pago asumidos en un posible endeudamiento para su realización.

- Según la finalidad o el objetivo de la inversión, es decir, del objetivo de la determinación de recursos, podemos distinguir entre proyectos de inversión que buscan crear nuevos negocios o empresas y proyectos que buscan evaluar un cambio, mejora o modernización en una entidad existente. En el primer caso, la evaluación intentará determinar de forma detallada todos los costos y beneficios involucrados directamente con la inversión. En el segundo, sólo tendrá en cuenta aquellos importantes para la decisión que se deberá tomar.

4) La evaluación de proyectos de inversión:

Si se encarga la evaluación de un mismo proyecto de inversión a dos personas diferentes, probablemente los resultados de ambas evaluaciones serán diferentes por el hecho de que la evaluación esta basada en aproximaciones de la expectativa a futuro de los beneficios y costos asociados a un proyecto. Quien evalúa proyectos de inversión tiene como referencia un período de tiempo, por lo general de 10 años, sin saber el tiempo por el cual el inversionista pueda desear y estar en condiciones de llevarlo a cabo, y "predice" qué puede suceder en ese plazo: comportamiento de precios, disponibilidad de materiales, evolución de la demanda, oferta, avance tecnológico, etc

5) La evaluación social de proyectos:

La evaluación social de proyectos coteja beneficios y costos que una inversión pueda llegar a tener para la comunidad de una nación. No siempre un proyecto de inversión que es beneficioso para un sector privado es también beneficioso para la comunidad, y viceversa.
La evaluación social y la privada usan razonamientos parecidos para analizar la viabilidad de los proyectos, pero difieren en la apreciación de variables determinantes tales como las de los costos y beneficios asociadas. La evaluación privada se ocupa de los precios de mercado, y por otro lado la evaluación social se ocupa de precios sombra o sociales. Los proyectos de inversión sociales demandan al evaluador que realice correcciones de los valores privados a valores sociales. Para poder hacer esto, en el estudio de proyectos de inversión sociales se consideran aquellos beneficios y costos directos, indirectos e intangibles y además, aquellas externalidades que producen.

6) Alcances del estudio de proyectos:

Son seis los estudios particulares que deben realizarse para evaluar proyectos; los de viabilidad técnica, de gestión, de impacto ambiental y financiera, si se trata de un inversionista privado, o económica, si se trata de evaluar el impacto en la estructura económica del país, los de la viabilidad comercial, el estudio de viabilidad legal.

El estudio de viabilidad técnica estudia aquellas posibilidades materiales, físicas o químicas de originar el bien o servicio que se intenta producir con el proyecto. Muchos proyectos de inversión nuevos necesitan ser probados técnicamente para asegurarse la capacidad de su producción.
El estudio de viabilidad de gestión es el que suele recibir menor atención, aunque muchos proyectos fracasan por existir una mala capacidad administrativa para emprenderlo.
El estudio de viabilidad financiera establece su aceptación o rechazo. Mide la rentabilidad que tendrá la inversión, medido en bases monetarias.
El estudio del impacto ambiental ha adquirido en los últimos años mucha más importancia. En la evaluación de proyectos de inversión, el impacto ambiental se toma en cuenta como una herramienta que suministra información. Debe contenerse reflexiones de carácter ambiental, no solo por la cognición que la comunidad ha ido alcanzando en torno a la calidad de vida presente y futura, sino que además también por los efectos económicos que produce en un proyecto.
El estudio de nos dirá cuán sensible es el mercado al bien o servicio elaborado por el proyecto y la aceptabilidad por parte de consumidor que tendría.
El estudio de la viabilidad legal se refiere a aquellos límites o restricciones de carácter legal que probablemente impedirían el funcionamiento en los términos que se pudiera haber previsto.

7) El estudio de proyectos como proceso:

El transcurso de los proyectos de inversión tiene cuatro etapas: idea, preinversión, inversión y operación.
La etapa de la idea, en la cual la organización está constituída operacionalmente en un esbozo de búsqueda permanente de ideas nuevas de proyecto. Para ésto, pretende de manera metódica determinar problemas tendientes a resolver y oportunidades de negocio a aprovechar. Las distintas maneras de identificar un problema o aprovechar una oportunidad serán las que formen las ideas del proyecto.
Preinversión: Aquí se cumplen los diferentes estudios de viabilidad: perfil, prefactibilidad y factibilidad.
El estudio primeramente a determinar es el "perfil", el cual se realiza mediante datos existentes, del criterio común y de los juicios que da la práctica.
En términos cuantitativos, monetarios, se realizan estimaciones globales de las inversiones, costos o ingresos, pero sin llegar a hacer investigaciones profundas.
En el estudio de perfil se busca señalar si existen razones que identifiquen la continuidad o no de una idea antes de comenzar a utilizar recursos. En este nivel suelen seleccionarse las opciones de proyectos que parecen más interesantes en cuanto a la solución de un problema o al  aprovechamiento de oportunidades.
Otro nivel de estudio es el de "prefactibilidad". En este estudio se avanza con la investigación, se analizan fuentes secundarias para determinar las variables principales referidas al mercado, otras alternativas técnicas a la producción y a la capacidad en cuanto a inversiones financieras de los distintos inversionistas, entre otras cosas. Se hacen aproximaciones de las posibles inversiones, los costos de operación y los ingresos que exigirá y originarán distintos proyectos de inversión.
El estudio de "factibilidad", se realiza sobre la base de historiales obtenidos mediante fuentes primarias de información.

8) El estudio técnico:

Cuando se realiza el análisis de la viabilidad financiera de un proyecto, el estudio técnico suministra información para lograr cuantificar el monto de las inversiones y el de los costos de operación de esta área. Suelen emplearse procedimientos y tecnologías modernas. Esto puede ser una solución óptima técnicamente, pero no financieramente.
En el estudio técnico se debe determinar la función de producción que optimice la utilización de los recursos disponibles en la producción del bien o servicio del proyecto. Se puede obtener información de las necesidades de mano de obra, de recursos materiales y de capital. En el estudio técnico se determina los requisitos de equipos de fábrica para la operación y los montos de la inversión que se va a requerir.

 9) El estudio del mercado en proyectos de inversión:

Entre los factores MÁS CRÍTICOS en el estudio de proyectos es la identificación de su mercado, tanto porque se determina la cantidad de la demanda e ingresos operativos, como por los costos e inversiones implícitos. Pocos proyectos explican, a modo de ejemplo, la estrategia publicitaria, la cual tiene muchas veces una fuerte repercusión en el aumento de la demanda. El estudio de mercado va más allá que el análisis y determinación de la demanda y de la oferta o de los precios del proyecto. Se puede analizar además, dentro del estudio de mercado, políticas de distribución del producto final, la cantidad y calidad de los canales, etc.

10) El estudio organizacional y administrativo:

En el estudio de proyectos de inversión generalmente se le da poca importancia a aspectos como los que se refieren a los factores que hacen a la actividad ejecutiva de su administración: procedimientos administrativos, organización y aspectos legales. Tener en cuenta estos aspectos es de suma importancia para definir requisitos de personal calificado para la gestión y consecuentemente, realizar aproximaciones más precisas sobre aquellos costos indirectos que pertenecen a la mano de obra ejecutiva.

11) El estudio financiero de los proyectos de inversión:

El estudio financiero es la última etapa del estudio de viabilidad financiera de un proyecto. En esta etapa se deberá ordenar y sistematizar la información de carácter monetario que se suministraron en las etapas anteriores y así evaluar antecedentes para establecer la rentabilidad. La información financiera deberá sintetizarse para poder determinar y ordenar aquellos ítemes que corresponden a inversiones, costos e ingresos derivados de estudios previos. Un caso importante es el cálculo del monto a ser invertido en capital de trabajo como así también y no menos importante el valor de desecho del proyecto de inversión.

 

12) Impacto ambiental:

Al realizar el impacto ambiental lo que se busca es realizar un contínuo proceso de mejoramiento ambiental de TODA la cadena de producción, sin obviar ningún punto, teniendose en cuenta desde el proveedor hasta el distribuidor final que llega hasta el cliente. Quien realice la evaluación de proyectos tendrá que estar cada vez más atento al ciclo de producción completo que creará la inversión, teniendo en cuenta el impacto ambiental.

 

13) La determinación del tamaño del proyecto:

Para la determinación del tamaño del proyecto de inversión se tiene en cuenta una grandísima cantidad de variables las cuales están interrelacionadas entre sí: estas son la demanda, disponibilidad de insumos, localización, plan estratégico comercial de desarrollo futuro de la empresa que se originará con el proyecto, etc.
Si bien el tamaño puede ir luego ajustándose a requerimientos operativos mayores para afrontar un mercado en aumento constante, se debe evaluar esa alternativa contra da de determinar un tamaño con una capacidad ociosa inicial que permita hacer frente oportunamente a una demanda creciente a través del tiempo.
Existen tres contextos básicos con respecto al tamaño que pueden determinarse en relación al mercado: aquella en la cual la cantidad demandada total sea inferior que la menor de las unidades productoras posibles de colocar; aquella en que la cantidad demandada sea igual a la capacidad minima que se puede colocar y aquélla en que la cantidad demandada sea superior a la mayor de las unidades productoras posibles de colocar. ¿Cómo se puede medir esto?: Para poder hacerlo se define la función de demanda la cual el proyecto de inversión se enfrenta, y se estudian sus proyecciones futuras con el objeto de que el tamaño no sólo responda a una situación estructural de corto plazo, sino que también se optimice frente al dinamismo de la demanda.

 

 

Copyright 2010©