INVERSIONES INMOBILIARIAS

1) Inversiones inmobiliarias, ¿Qué son?:

Las inversiones inmobiliarias son inversiones en bienes inmuebles (terrenos, bienes raíces).

2) Objetivos de las inversiones inmobiliarias:

Las inversiones inmobiliarias se realizan por diferentes motivos:
A) Para obtener rentas a través del tiempo
B) Con vistas a obtener una ganancia mediante su venta
C) Para obtener ambas

3) INVERSIONES INMOBILIARIAS, tipos de alquileres:

A) Alquileres temporarios: En este tipo de alquiler, el inmueble se alquila por un período más corto de tiempo. Es muy usado por los inversores que buscan maximizar la rentabilidad de sus inversiones. En este tipo de inversiones inmobiliarias, el tamaño de la propiedad debe ser pequeña pero confortable. El inversor debe realizar un buen estudio de mercado para acertar con la localización, debe ser en zona céntrica y muy concurrida por el turismo. Es por ello que no es fácil encontrar una gran oferta de propiedades para comprar con vista a obtener este tipo de renta, dado que existen muchos inversores que le han echado el ojo antes. Debemos estar atentos y buscando constantemente para ser más rápidos que el resto. Otro de los aspectos a considerar antes de adquirir una propiedad de éste tipo, es que tengan fácil acceso a lugares de paseos nocturnos, lugares con alto atractivo para el turismo.

B) Alquileres a 36 meses: Los contratos en éste tipo de alquiler, como su nombre lo indica, son a 36 meses. Estas inversiones inmobiliarias, son distintas a las anteriores porque tienen como objeto que las personas que alquilan la propiedad puedan vivir en ellas por dicho período de tiempo, con la posibilidad de renovación del contrato. Por lo tanto, la propiedad a que el inversor suele tener en cuenta a la hora de comprar, es que ésta sea más amplia, más espaciosa, y con un confort estándar, ya que quien la alquile lo hace con la intención de permanencia en el tiempo. En éste caso, buscar  un barrio céntrico es también una buena opción, pero no la única. El inversor también puede buscar propiedades cerca de alguna universidad (como los típicos departamentos para estudiantes), entre otras.

4) ¿Quiénes realizan estas inversiones?

Un punto a tener en cuenta es que quienes realizan inversiones inmobiliarias en la mayoría de los casos son inversores intermedios o avanzados (aunque no siempre es así). Éstos son quienes disponen ya de un capital para poner en juego una suma determinada de dinero y de experiencia en el mundo de las inversiones para reducir riesgos ante inversiones de este tipo. Las inversiones inmobiliarias con el propósito de obtener una renta son tomadas como inversiones pasivas, debido al poco trabajo que genera luego cobrarlas. Si bien quien invierte en propiedades con el objeto de obtener una renta obtendrá beneficios con muy poco trabajo, la rentabilidad obtenida tampoco es muy alta. Dado que la rentabilidad es baja, estas inversiones son mejores cuando el inversor tiene un gran capital y desea obtener ingresos pero sin poner su fuerza de trabajo a tiempo completo. Por otra parte, cuando el propósito de las inversiones inmobiliarias son obtener una ganancia mediante su venta, la rentabilidad de la inversión puede ser muy superior a la anterior, al mismo tiempo que aumenta el riesgo y en consecuencia, la posibilidad del inversor de salir perdiendo con tal operación.

5) inversiones inmobiliarias con alta eficiencia:

Las mejores inversiones inmobiliarias no son aquellas donde, por ejemplo, la ciudad o barrio está ya muy explotado y donde la mayoría de los inversores están ya invirtiendo, sino en aquellas zonas que tienen un potencial grado de crecimiento. Así es como hacen gran diferencia monetaria los grandes inversores. Para ésto se debe tener un capital lo suficientemente grande como para saber esperar. De nada sirve comprar una propiedad y luego tener que venderla de manera urgente porque necesitamos el dinero (excepto que sea para aprovechar una oportunidad y nuestras ganancias lo justifiquen). El inversor debe ser frío a la hora de comprar, y debe saber calcular para que luego no tenga déficit y pueda mantener la propiedad hasta que surja esa oportunidad que le va a generar flujos de efectivo altos. Otro punto a considerar es que el inmueble sea fácil de vender en cualquier momento.

6) Rentabilidad de las inversiones inmobiliarias:

No se puede a ciencia cierta decir de cuánto es la rentabilidad para las inversiones inmobiliarias, lo que más o menos se puede hacer es una aproximación. Para el caso de las inversiones inmobiliarias cuyo objeto es la de obtener una renta, la rentabilidad de la inversión oscila el 10%, esto significa que en 10 años el inversor recuperará el valor total de la inversión y, además, tendrá el inmueble. Además, hay que tener en cuenta que en las últimas décadas, además de la renta que se percibe por el alquiler, hay que sumarle la revalorización del inmueble a lo largo del tiempo. Es por ello que las inversiones inmobiliarias realizadas con vistas a obtener una renta, son una de las inversiones más seguras y más buscada por los grandes inversores que buscan tranquilidad al momento de invertir su dinero.

7) Ejemplos:

Si el inversor compra un inmueble por el valor de USD$100.000 y al mismo tiempo pide un préstamo por el valor de USD$50.000 a 15 años para cubrir el pago del 50% del valor de la propiedad la cual se debe pagar mensualmente, entonces:
15 años x 12 meses = 180 meses
Cuota mensual = USD$50.000 / 180 meses = USD$277,77

Ahora suponemos que el inversor pone el inmueble en alquiler por un valor de USD$400 al mes:
De los USD$400 que el inversor recibe del arriendo, saca los USD$277,77 para pagar al banco.
La diferencia sería: USD$400 – USD$277,77 = USD$123,23 de ganancia mes a mes.
A simple vista, se puede observar que hay muchas formas distintas de realizar inversiones inmobiliarias, y como se mencionó anteriormente, no siempre se necesita ser un inversionista intermedio o avanzado. A veces con un capital medio y la suma de un crédito, también el inversionista principiante puede participar en este tipo de inversiones.