CRÉDITOS RÁPIDOS

1) Definición de créditos rápidos:

Créditos rápidos Los créditos rápidos son desembolsos de dinero ágil por parte del Banco a los clientes que requieren financiación urgente, por lo general en un tiempo inferior a los cinco días, para que lo puedan utilizar en la libre destinación, montos pequeños y a mediano plazo de pago, por lo general inferior a los cinco años. Como contraprestación, los créditos rápidos son de mayor costo tanto en las comisiones como en la tasa de interés, pero los clientes están dispuestos a pagarlo por el servicio y agilidad en su otorgamiento. Son una modalidad de créditos de consumo en donde no se exige garantía real de algún bien que lo respalde, son de fácil utilización y acceso al dinero, y de mayores tasas de interés. Los créditos rápidos se pueden asimilar a los otorgados con las tarjetas de crédito, con la diferencia de que no se tratan de préstamos rotativos sino de único desembolso.

2) Usos y aplicaciones:

El principal uso y aplicación de los créditos rápidos es la atención y pago de los imprevistos y emergencias de las personas y empresas. Se utilizan para el consumo, el pago de deudas vencidas, los viajes inesperados, gastos extras para la educación, arreglos inaplazables de la vivienda, los gastos de funeral por el fallecimiento de un ser querido, superar el presupuesto del mes, o simplemente para dar la cuota inicial que servirá de reserva de algún bien el cual será financiado posteriormente con un préstamo de mayor cuantía y a largo plazo.

3) Clases de créditos rápidos:

De acuerdo con el destino de los créditos rápidos, éstos pueden ser para la educación, el consumo, la cuota inicial de un bien mayor, las emergencias, gastos urgentes, pago de deudas, compra de tiquetes y pago de viajes. Según el origen de los créditos rápidos, se pueden clasificar en anticipos del sueldo, avances de tarjeta de crédito, aumento de monto de la financiación ya existente, utilización de un cupo preaprobado de crédito, subrogación de créditos hipotecarios, contraprestación por depósitos de ahorro e inversión. Dependiendo del medio en que se solicitan y aprueban los créditos rápidos, pueden ser por internet, por cajero automático, por oficina bancaria, por teléfono. Considerando al tipo de beneficiario de los créditos rápidos, se pueden dividir en créditos personales o créditos empresariales.

4) Características de los créditos rápidos:

Los créditos rápidos se entregan a los clientes actuales de las entidades financieras, a quienes ya se conoce su trayectoria, se tiene conocimiento de su perfil y se mantienen garantías suficientes de pago. Los créditos rápidos pueden consistir en la ampliación de préstamos que ya se tienen con el Banco, o la utilización de parte del cupo de la tarjeta de crédito en dinero en efectivo o avance con financiación superior a los 12 meses tradicionales. Los créditos rápidos suelen ser aprobados con mayor facilidad a los empleados con nómina a término indefinido que a los independientes con ingresos variables e indeterminados.

5) Beneficios:

El principal beneficio de los créditos rápidos es la rapidez con que se aprueban y desembolsan, ya que su necesidad es muy urgente y apremiante. Igualmente, los requisitos y exigencias de documentación y trámites para la solicitud de los créditos rápidos, son menores a los exigidos en los préstamos tradicionales. Los créditos rápidos te permiten atender tus necesidades que no dan espera, aumentar temporalmente tus ingresos y capacidad de pago y de compra, así como garantizar un bien que te interesa y en el que se puede lograr un descuento importante en su valor. En la financiación, los créditos rápidos son flexibles en el plazo y monto, lo cual permite acomodarse a las necesidades de cada usuario.

6) Importancia de los créditos rápidos:

Los créditos rápidos son muy importantes para lograr el equilibrio de las finanzas de las personas y empresas, para atender las necesidades que no pueden ser aplazadas y deben atenderse en forma urgente. Las oportunidades se presentan y se van, y por ello los créditos rápidos se pueden convertir en tu mejor aliado.

7) Diferencia entre los créditos rápidos y los de largo plazo:

Los créditos rápidos son de bajo monto mientras que en los de largo plazo su desembolso es mayor. Son de aprobación más ágil. Los créditos rápidos son más costosos para el cliente y más rentables para las entidades financieras. El destino de los créditos rápidos es para el consumo mientras que el de largo plazo es para la inversión o adquisición de bienes.

8) Desventajas:

Los créditos rápidos presentan la desventaja de su alto costo, bajo monto de desembolso, mayor morosidad y atraso en los pagos, y desafortunadamente la aparición de entidades fraudulentas que ofrecen con mentiras los créditos rápidos a los usuarios, motivados por la estafa.

9) ¿A quienes les convienen los créditos rápidos?

Los créditos rápidos les convienen a todo aquel que debe realizar un pago y no tiene la forma de hacerlo, se le presenta una calamidad o desastre inesperado, es cuestión de supervivencia, tiene una necesidad muy urgente, y espera aumentar sus ingresos en el corto plazo.

10) Enlaces Externos:

El concepto de los préstamos rápidos
Préstamos personales rápidos
Crea negocios
Créditos rápidos y fáciles
Ventajas y desventajas de los créditos rápidos
Más ventajas y desventajas